sábado, 28 de agosto de 2010

Análisis de la novela y película de Orgullo y Prejuicio

 
La novela aclamada de 1796-1797 escrita por Jane Austen sigue siendo una de las historias que no pasan de moda. La escritora habrá tenido experiencias narradas en sus novelas, pero nunca obtuvo el final feliz que todos sus personajes tuvieron. Al menos consiguió convertirse en una escritora y en su proceso publicar una novela, proceso que le costó más de diez años debido al contexto en donde habituaba.

Hace aproximadamente 6 años, salió en los cines la adaptación donde Keira Knightley protagonizaba a Elizabeth Bennet, papel que le otorgó su primera y única nominación a los Oscars por Mejor Actriz Principal. En ese entonces yo desconocía sobre la novela y su escritora, pero inevitablemente reconocía a la actriz por haber participado en la trilogía de Piratas del Caribe y brevemente en Star Wars: La Amenaza Fantasma. Otro factor de atracción fue al detectar que los productores a cargo del filme habían realizado Realmente Amor, un drama con varias historias de amor, llena de situaciones cómicas y una que otra sentimental. El reparto es de primera clase y probablemente de ahí, Knightley fue seleccionada para el icónico personaje.

Después de verla, la encontré fascinante por conocer ese contexto social un poco limitante para la mujer donde su principal objetivo y logro en la vida era casarse. Aunque parezca fácil, parecía que tenía sus detalles como las costumbres, aspecto físico, los protocolos de comportamiento durante los bailes y la búsqueda de futuros esposos en las fiestas. El chisme era el medio para saber del mundo general y siempre estaba activo. Como se ha dado la evolución hacia el Facebook. En esta época, el hombre tenía la última palabra pero estaba influenciado por los altos señores o una Dama de Clase. Bueno, nada es perfecto. Entre tanta aristocracia como la narrada en la novela, nos encontramos a una mujer que no sigue este estilo sino opta por su orgullo y prejuicio sin importar las consecuencias.

Hace 3 años, cuando iba por un tianguis me encontré una versión de bolsillo de la analizada novela y la compré con tan sólo cinco pesos. No sé si será por encontrarse en inglés, pero me pareció excesivamente poco de lo que debería costar. Obvio no me iba a quejar. Después de un año de tenerla en el librero llena de polvo, como suele pasar, decidí finalmente sacarla y leerla.

Como era de anticiparse, la novela era una versión extendida de lo visto en la película con uno o tres personajes omitidos. Las acciones fueron las mismas pero la forma y diálogos fueron más profundos porque estaba leyendo las oraciones de Jane Austen. Entonces cuando volví a ver la película mi percepción se profundizó porque podemos distinguir lo que sentía esta gran mujer que vivió en una época difícil donde eran pocas las mujeres que se atrevían a revelar su inteligencia e integridad. Obviamente su objetivo iba más allá de un esposo, hijos y costumbres.

Las ventajas de leer esta novela son: conocimiento extenso y crítico del contexto, las largas visitas y estancias con los familiares, el origen de algunas costumbres que han evolucionado por los años, el empleo de un lenguaje educado y no podían faltar los chismes. Las ventajas de la película adaptada: versión resumida y vívida en localizaciones bellas que parecen fantasías, observamos el panorama en general acompañado de una instrumentación cultural y actuaciones estables. A quienes les gusta leer novelas de época, Orgullo y Prejuicio debería ser una de ellas junto con la película para reforzar y comparar el producto.

El filme fue regular en la taquilla mundial, recaudó $ 121.1 millones de dólares superando su presupuesto de $ 28m. Estuvo nominado a 4 premios de la Academia de los cuales ninguno ganó. Hasta la fecha se conforma como una adaptación fiel y cercana a la obra clásica que sigue permaneciendo la novela.

Actualmente se encuentra en proceso de producir Orgullo y Prejuicio y Zombies, una adaptación de horror basada en esta novela cuyo elemento adicional lo podemos distinguir en el título. Han surgido muchos conflictos alrededor del proyecto desde el 2009 que parece que definitivamente este es el año en que se concreta algo.  

No hay comentarios: